• Solicita tu presupuesto

  • ¿Cómo eliminar el óxido del agua del grifo?

    1. Limpie sus grifos y póngase en contacto con un fontanero con certificación o con la compañía de abastecimiento de agua.
    2. Solicite a su compañía de abastecimiento de agua un mantenimiento de la red, para que no se forme óxido en sus tuberías.

    El estado del óxido en el agua del grifo

    El término "oxidación" se refiere a la capa que se forma sobre el hierro o el acero cuando éstos se erosionan en presencia de humedad. Si el agua contiene óxido, se teñirá de amarillo, naranja, rojo o marrón, dependiendo de la concentración de óxido presente. ¿Es peligroso para la salud? ¿Podemos eliminarlo?

    Nosotros examinamos la situación.

    Información sobre el óxido presente en el agua

    • El óxido es un fenómeno natural que consiste en la oxidación del hierro en contacto con el agua.
    • Hasta ahora, no existe ningún estudio que haya demostrado que un consumo excesivo del óxido presente en el agua represente un riesgo para la salud.

    ¿Cómo reconocer el óxido en el agua del grifo?

    El óxido es fácilmente reconocible ya que tiñe de un color particular el agua, este tono puede variar dependiendo de la cantidad de hierro:

    • Amarillo: el hierro en contacto con el oxígeno presente en el agua puede teñir de un amarillo claro el agua. Esto indica la presencia de pequeñas cantidades de óxido.
    • Naranja, rojo y marrón: una concentración mayor de hierro y oxígeno en el agua puede producir colores como naranja, rojo o marrón, o incluso una combinación de los tres. El agua tirando a marrón también es el resultado de la mezcla de dióxido de azufre y de agua en las tuberías.

    ¿Por qué hay óxido en el agua del grifo?

    ”El control sanitario del agua de consumo humano es un objetivo prioritario de la salud pública. Las Directivas europeas y la legislación nacional están destinadas a garantizar que el agua de consumo sea salubre y limpia, eliminando o reduciendo la concentración de contaminantes microbiológicos y físico - químicos que puedan afectar a la salud humana. "
    Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

    El óxido es un fenómeno que se puede dar en cualquier punto de las cañerías de agua del sistema de tuberías. Con el tiempo, el óxido causará diferentes problemas como la obstrucción de la tubería o dará un sabor metálico al agua. Aunque la presencia del óxido en el agua no plantea un problema para la salud, puede alterar su rutina diaria y estropear su lavavajillas y lavadora, dejando manchas en la colada.

    Se dan numerosas causas que explican la apariencia del óxido en el agua que bebemos. Estas son los principales:

    • Corrosión de tuberías y deterioro de las capas antioxidantes 
    • Mal estado de la red de canalizaciones y colectores municipales
    • Acumulación de depósitos en el calentador de agua

    ¿El óxido es perjudicial para la salud?

    El hierro es un oligoelemento indispensable para la salud y ningún estudio hasta la fecha ha demostrado que representen un verdadero peligro para la salud los casos de injerencias pronunciadas o continuas de hierro. El hierro es conocido por tener un efecto antioxidante en el organismo, pero no se ha asociado oficialmente ningún riesgo a esta oxidación.

    ¿Consejos para eliminar fácilmente el óxido del agua del grifo?

    En función del tipo y cantidad de óxido, existen distintas opciones para purificar el agua y posiblemente limpiar las tuberías de suministro de agua. Un fontanero con certificación estará en condiciones de identificar la fuente del problema. En caso necesario, las siguientes medidas podrían ayudarle a eliminar el óxido.

    La presencia de óxido en el agua evidencia que las tuberías están en malas condiciones. A menudo es un presagio de una fuga de agua que requerirá gastos de reparación muy elevados. También es importante averiguar primero de dónde viene el óxido, ya sea de la red de abastecimiento de agua, del sistema de tuberías de la vivienda o municipal.

    Para hacer esto, abra un grifo situado fuera de su casa o del edificio. Llene un recipiente limpio y busque cualquier indicio de residuo de óxido. Si observa partículas de óxido, o el agua tiene color, el problema procede del suministro de agua y no afecta a la tubería. Sin embargo, si el agua está limpia, es probable que las tuberías de su casa necesiten limpieza, tratamiento, reparación, o sustitución. Si en su casa, el óxido aparece después de que corra el agua caliente o desaparece durante un tiempo, es aconsejable ponerse en contacto con un fontanero con certificación o un aparejador para obtener más información sobre los sistemas de filtración de agua, y también para evaluar la situación de sus tuberías.

    Es importante señalar que las tuberías de agua obstruidas a causa del óxido pueden reducir la presión del agua. En ese caso es necesario sustituir las viejas tuberías por unas nuevas de cobre.

    Una salida repentina de agua que contiene óxido puede significar que uno de los tubos de entrada necesita ser sustituido, o que algún incidente en el depósito de agua de la empresa de abastecimiento altera el flujo de la red, o que se está utilizando una boca de incendio. Si el agua presenta un aspecto sospechoso, es no es aconsejable consumirla hasta que el problema se haya resuelto. Si el problema persiste más allá de 24 horas, contacte con la compañía de abastecimiento de agua.