• Solicita tu presupuesto

  • ¿Cuánto cuesta a una empresa un trabajador enfermo?

    Publicado por ,
    ¿Cuánto cuesta a una empresa un trabajador enfermo?

    El impacto de una persona enferma parece que no supone un grave problema para una empresa; sin embargo, la realidad es otra muy diferente. Las ausencias de los empleados pueden equivaler a una disminución en la productividad general y tener repercusiones sobre la compañía, los ingresos y otros factores.

    No nos gusta oír esto pero el invierno se acerca. Los resfriados y la gripe son los motivos más comunes por ausencia laboral y ello se traduce en interrupciones en los horarios. Según un estudio realizado en 2015 por Lifehacker, el absentismo laboral costó a los negocios australianos $33 mil millones en pérdida de productividad. Este artículo examina los efectos económicos y no económicos de la pérdida de productividad y qué se puede hacer para reducir las tasas de absentismo.

    ¿Cuál es el coste de un trabajador enfermo?

    Cada empleado tiene derecho a un promedio de 9.5 días de enfermedad por año. Cada año se pierden 92 millones de días de trabajo en relación con la enfermedad. En promedio, un negocio pierde hasta $3,230 cada año debido al absentismo de los empleados. El total de pérdida por productividad asciende a $33 mil millones en total.

    empleado enfermo

    El absentismo debido a enfermedades no solo tiene efectos económicos sobre la empresa.También los tiene en la calidad de la productividad. La salud de los empleados debe ser considerada como el activo más importante por cualquier empresa o negocio. Según la OMS, los empleados más sanos toman mejores decisiones, aprovechan mejor su tiempo y muestran más sus capacidades. La enfermedad por el contrario solo trae consecuencias negativas. Por ejemplo, empeoramiento de las ventas, peor atención al cliente, menos participación... Otro de los inconvenientes es que normalmente cuando un empleado está enfermo es otro el que asume su papel y duplica su carga de trabajo, esto da como resultado que ese empleado aumente sus niveles de estrés y pueda enfermar. Se trata de un círculo vicioso.

    Para abordar el problema del absentismo, las empresas deberían establecer una serie de políticas que ayuden a promover la salud de sus empleados y desarrollar políticas para prevenir enfermedades. Sigue estos consejos y minimiza el riesgo de contraer una enfermedad en tu empresa a la vez que mejora la productividad.

    1. Equilibrio saludable entre trabajo y vida personal

    la falta de sueño hace que tu cuerpo se sienta agotado y que bajen las defensas y por lo tanto empeore el sistema inmunológico dejándolo más propenso a las enfermedades. Asegúrate de que los empleados tienen el suficiente descanso para que empiecen sus jornadas renovados y listos para afrontar bien el trabajo.

    2. Ten higienizado el lugar de trabajo

    Las buenas prácticas de higiene previenen la propagación de infecciones. La forma más importante de reducir las infecciones es mantener las manos lo más limpias posible. Los equipos que se tocan con frecuencia, como teclados, escritorios y picaportes, deben limpiarse regularmente ya que son una fuente de bacterias y de virus. Los desinfectantes de alcohol en toda la oficina son muy importantes.

    beber agua

    3. Cuarentena laboral

    Si un empleado comienza a mostrar síntomas de estar enfermo una buena idea es proponerle trabajar desde casa. Esto evitará la transmisión de la infección a otros trabajadores.

    4. La importancia de beber agua

    el agua es fundamental para mantener los dolores de garganta y la gripa a raya. La mucosa de la nariz se encarga de atrapar la suciedad y las bacterias por lo que es fundamental mantenernos hidratados. Hay que tomar al menos ocho vasos de agua al día. Para proporcionar a los empleados agua limpia, con buen sabor y segura para mantenerlos sanos y productivos durante todo el día, considera instalar los dispensadores Waterlogic en tu empresa.

    Mediante la implementación de estos pequeños cambios, puedes crear una cultura de trabajo que ayuda a los empleados a adaptarse y reforzar los comportamientos saludables. Tales cambios no sólo benefician al empresario, sino también al empleado y a todo el entorno.