• Solicita tu presupuesto
  • ¿Qué diferencia hay entre el agua de grifo y el agua pura?

    Publicado por ,
    ¿Qué diferencia hay entre el agua de grifo y el agua pura?

    Muchas personas siguen creyendo que el agua pura no se diferencia en nada al agua del grifo cuando lo cierto es que las diferencias entre una y otra son evidentes.

    En las siguientes líneas te vamos a ayudar a diferenciar entre una y otra para que elijas por cuál decantarte. Una vez que conozcas las diferencias entre ambas estarás preparado para decidir cuál es la que más te conviene.

    Como expertos en agua, recomendamos una hidratación saludable con agua filtrada y purificada de calidad.

    Agua del grifo

    El agua del grifo es agua considerada “potable”, ya que ha sido tratada mediante una serie de productos que la hacen apta para su consumo humano, y es aquí donde se encuentra la principal diferencia con el agua pura.

    A pesar de que el agua de la llave se puede consumir sin problema alguno en Europa, muchas personas optan por agua de mejor calidad debido al mal sabor que tiene, o por las posibles sustancias químicas y contaminantes provenientes de la llave y las tuberías.

    Mientras que el agua de grifo necesita una serie de sustancias adicionales que permitan que el agua se pueda beber, el agua pura se obtiene mediante filtros y sistemas adicionales como el Biocote, el Firewall o la ósmosis inversa, que eliminan todo tipo de bacterias e impurezas.


    ¿Qué sustancias hay en el agua del grifo?

    Debemos saber que en la legislación vigente sobre el agua de grifo se permite la presencia en el agua de uso doméstico de 13 sustancias diferentes: conservantes, antioxidantes, colorantes, suavizantes, estabilizantes, saborizantes, emulsionantes, insecticidas, herbicidas, fungicidas, metales pesados, restos de medicamentos, gases.

    Aunque te parezca sorprendente, el agua de grifo está tratada con muchas de las sustancias que mencionamos anteriormente (en niveles que permiten su consumo para el ser humano) y que no la convierten en la opción más sana.

    Uno de los principales problemas del agua de grifo en el hogar es que provoca acumulación de sarro, un caso común en zonas de agua dura, donde la concentración de minerales es más alta. Esta cantidad de sustancias puede provocar también un sabor más fuerte del agua que se bebe.


    ¿Cómo quitar el sabor al agua del grifo?

    Todas las sustancias con las que el agua de grifo es tratada y dependiendo de la zona en que se vive hacen que el agua de grifo tenga sabor y que este sea muy diferente en unas zonas u otras.

    Como ya habrás observado, el agua de Madrid no sabe igual que el agua de otra ciudad debido a la la cantidad de saborizantes, metales y componentes químicos de la zona.

    Para quitar el mal sabor del agua corriente, es necesario un filtro de agua que elimine sustancias químicas innecesarias y contaminantes. En el caso de las zonas de agua dura, una máquina de agua con sistema de filtración con ósmosis inversa es la mejor solución para obtener un agua de buen sabor.


    Agua pura

    Como hemos comentado anteriormente el agua pura guarda grandes diferencias con el agua del grifo. Para cumplir con la definición legal deagua purificada”, las impurezas de la misma deben ser eliminadas o reducidas a niveles extremadamente bajos.

    Podemos decir que el agua pura es la que se obtiene tras tratar, sin ningún tipo de sustancias, el agua de grifo.

    ¿Cómo obtener agua purificada?

    Para obtener agua pura es necesario por tanto utilizar una serie de sistemas adicionales a la filtración como pueden ser la ósmosis inversa, el Firewall o el BioCote. Si se combinan ambos daremos lugar a un agua que alcanza los máximo niveles de pureza.

    Una opción común en los hogares son los filtros removibles, sin embargo, es costoso y genera basura constantemente. Otra opción es el uso de dispensadores conectados a la red, una solución que es amigable con el medio ambiente y garantiza un agua pura ilimitada para empresas y hogares.


    Fuentes de agua Waterlogic

    Entonces, ¿qué hay de diferente entre el agua pura y el agua de grifo?

    El agua purificada se confunde a menudo con el agua de grifo. Muchas personas creen que los dos términos son sinónimos, pero lo cierto es que no es así.

    • Tanto el agua de corriente como el agua pura llevan a cabo tipos de filtración para ser “potable”.
    • El agua pura, a diferencia del agua de grifo, necesitan procesos de purificación adicionales para eliminar sustancias químicas innecesarias, ablandar el agua, eliminar microorganismos y mejorar el sabor.
    • Los sistemas de purificación del agua más comunes son: ósmosis inversa, destilación, desionización, o sistemas más modernos como el el Firewall o el BioCote que garantizan que el agua que se va a beber es altamente pura.