• 900848777

      Solicita tu presupuesto

      Thank you for requesting a quote
  • ¿Por qué se arruga la piel de los dedos en el agua?

    Publicado por ,
    ¿Por qué se arruga la piel de los dedos en el agua?

    A todos nos ha pasado alguna vez. Pasamos mucho tiempo en el agua y al salir nos miramos los dedos y las yemas están completamente arrugadas.

    Al respecto te interesará saber a la conclusión que ha llegado un grupo de científicos de la Universidad de Newcastle. Parece ser que los dedos se arruguen en el agua no es un capricho de la naturaleza, sino que responde a una cuestión evolutiva.

    Mitos y creencias

    Hasta ahora se creía que las arrugas, tanto en las manos como en los pies, al mojarse, se producían por una reacción de la piel frente al agua, provocando su hinchazón. Sin embargo, este proceso es activo y premeditado.

    El arrugamiento de las extremidades ocurre por la constricción de los vasos sanguíneos, que a su vez es controlada de manera inconsciente pero racional por el sistema nervioso autónomo. Así que lo que parecía un mero efecto secundario, es mucho más que eso.

    ¿Cómo y por qué se arrugan los dedos en el agua?

    Seguro que te has dado cuenta que una vez que pasas mucho tiempo bajo el agua tan solo aparecerán tus dedos arrugados, tanto los de los pies como los de las manos y el resto del cuerpo está intacto.

    “El arrugamiento de los dedos en condiciones húmedas podría haber ayudado a nuestros ancestros a conseguir comida de vegetaciones húmedas“, afirma Smulders, uno de los científicos de la investación. “Y observando nuestras plantas de los pies, llegamos a la conclusión de que su arrugamiento nos permitía correr mejor bajo la lluvia”.

    Es probable que esta capacidad fuera un punto a favor para nuestros ancestros en el tema de recolectar frutos en entornos húmedos; de ahí que se trate de una cuestión evolutiva en la que nuestro cuerpo ha ido adaptando mecanismos en función a las necesidades que ha tenido a lo largo de los tiempos.

    A esta conclusión se ha llegado tras hacer un experimento en el que se analizó la habilidad de las personas al coger objetos fuera del agua con los dedos arrugados y normales.

    Un experimento para resolver dudas

    En el experimento, los participantes intentaban agarrar varias canicas húmedas de diferentes tamaños con los dedos en las dos situaciones, una vez sumergidos en agua durante 30 minutos. Con los dedos arrugados consiguieron agarrar las canicas en menos tiempo.

    Lo que nos demuestra este experimento es que las arrugas en los dedos obedecen a una reacción de nuestro cuerpo para facilitarnos el agarre de objetos en una situación en la que de otra manera no sería tan sencillo facilitando que algo que cogemos pueda escurrirse con más facilidad.