• Solicita tu presupuesto
  • Mayor beneficio y menor despilfarro gracias a un dispensador sin bidón

    Publicado por ,
    Mayor beneficio y menor despilfarro gracias a un dispensador sin bidón

    Tener una fuente ilimitada de agua filtrada en el puesto de trabajo y a un precio asequible ya es una realidad, gracias a un dispensador de agua sin bidón. Este no solo garantiza agua potable y fresca para hidratar a todo el equipo, sino que también suprime cualquier distracción innecesaria, logrando así un aumento de la eficacia en el puesto de trabajo.

    Un dispensador de agua conectado a la toma de red elimina aquellas tareas que consumen mucho tiempo como, por ejemplo, la planificación de las entregas de los bidones, la facturación del suministro, y el almacenaje y la retirada de bidones. Contando con un dispensador conectado a la toma de red se evita la recogida y el almacenaje de bidones de plástico, reduciendo de este modo la huella de carbono de la empresa.

    La jornada laboral ya es bastante estresante y nadie quiere incumplir los plazos acordados por dedicarse a organizar las entregas de bidones de aguas, pagar las facturas, o guardar los bidones de agua en la oficina. Sin mencionar el riesgo de accidente laboral en el que puede incurrir si un empleado tropieza y cae sobre un bidón vacío.

    Sustituyendo el dispensador de agua con bidón por un dispensador de agua sin bidón, no solo se obtiene más tiempo libre para dedicarlo en esas tareas más importantes, sino que también se puede encontrar un valor añadido a ese espacio que hasta entonces habían ocupado los bidones de agua, como por ejemplo convirtiéndolo en un mostrador de información para visitas.

    ¿Qué pasos ha dado tu empresa para conseguir un mayor beneficio y un menor despilfarro?

    En España AENOR acaba de certificar a El Corte Inglés como Empresa Residuo Cero, ya que ha conseguido que más del 90% de sus residuos se gestionen o valoricen. Para poder seguir los pasos de otras empresas que marcan la diferencia, puedes empezar ofreciendo un dispensador de agua sin bidón.

    4 ventajas que ofrece un dispensador de agua sin botella en el trabajo

    Si se opta por un dispensador de agua con bidón, uno de los empleados debe planificar las entregas, almacenar y sustituir los bidones, elaborar las facturas y realizar la estimación sobre el agua que se debe pedir cada mes. Todas estas actividades no son más que distracciones. La más mínima interrupción puede duplicar la tasa de errores que comete un trabajador.

    En pocas palabras, la concentración del equipo es fundamental.

    Un dispensador de agua Waterlogic se conecta a la toma de agua, lo que implica una única intervención para la instalación y ninguna otra distracción. El equipo puede seguir con su trabajo mientras ahorras hasta un 70% en costes aprovechando el agua de la red que ya utilizas, en lugar de pagar por el servicio de entrega de bidones de agua. Y, además, contribuyes a reducir el uso del plástico y los residuos que éste genera.

    1. Ahorra tiempo para dedicarlo a tareas productivas Ahorra tiempo para concentrarte en las tareas diarias

    Si dispones de un dispensador de agua con bidón, debes programar las entregas de los bidones llenos y la recogida de los bidones vacíos, además de encontrar un espacio para almacenarlos.

    Con un dispensador sin bidón se eliminan las botellas de plástico del puesto de trabajo, y se puede ahorrar hasta 2.550 millones de euros anuales en gestión de residuos. Y además, no se pierde el tiempo organizando entregas lo que permite mayor concentración en el trabajo, que sin interrupciones puede aumentar la productividad hasta un 40%.

    2. Más espacio

    Los bidones de agua son grandes, y el alquiler de la oficina es elevado[UdW1] , por lo que el espacio debe estar muy optimizado tratando de no desperdiciar ni un metro cuadrado. Además, los bidones vacíos pueden convertirse en causas potenciales de accidentes laborales, que en España tienen un coste de 15.000 millones de euros anuales.

    Un dispensador de pedestal, elimina el riesgo de accidentes y libera espacio útil, que se puede destinar para puestos de trabajo adicionales, una impresora, o un área de descanso, es importante tener en cuenta que una oficina bien diseñada puede aumentar la productividad hasta un 20%.

    3. La ecología fortalece la reputación de la empresa

    El sector del transporte contribuye en un 25% al total de gases invernadero en España. Los dispensadores de agua sin bidón no sólo eliminan la necesidad de almacenaje y entrega de bidones de agua, lo que implica un número menor de camiones en la calle, sino que también reducen la dependencia del plástico. Si consideramos que cada kg de plástico que se produce, genera 3,5kg de dióxido de carbono, sólo reduciendo la cantidad utilizada, también reduciremos el impacto medioambiental. Teniendo en cuenta que el 28% de los consumidores prefieren comprar a marcas socialmente responsables, un dispensador sin bidón no sólo aumentará la sostenibilidad de la empresa, sino que también alineará los valores del negocio con los de los clientes.

    4. Basta de derrochar el dinero

    Con un consumo medio de 189.000 m3 de agua al mes, los españoles pagamos 313.714€ al mes por el agua. Si ya estás pagando por este privilegio, ¿por qué añadir un coste más como es el de los bidones de agua? Además, a medida que se acerca el verano, los trabajadores consumen más agua, lo que altera la planificación costes estimada.

    En una oficina de 150 trabajadores, se puede ahorrar más de 500€ al mes únicamente cambiando un dispensador de bidón por uno conectado a la toma de agua. De este modo, se libera parte del presupuesto que se puede utilizar para adquirir un nuevo hardware, para la sustitución de equipos, o para ahorrar dinero, y dedicarlo a una jornada de team-building. Los dispensadores Waterlogic tienen un coste fijo independientemente de la demanda, y el mantenimiento semestral planificado garantiza que no habrá otros costes imprevistos derivados.

    Mayor beneficio y menor despilfarro, un win-win para todos

    Al escoger un dispensador de agua sin bidón, se incrementa la productividad en el trabajo, ya que se eliminan las distracciones derivadas de la entrega de agua. Se evitan los costes de entrega y almacenaje, se suprimen los riesgos causados por los bidones almacenados, y se libera un valioso espacio que se puede destinar a un mejor uso que el de almacén de bidones.

    Los dispensadores sin bidón de Waterlogic también disponen de una certificación ecológica. Su diseño está centrado principalmente en el medioambiente. Estos dispensadores ecológicos conservan la energía, el combustible y el tiempo evitando el transporte, el almacenamiento y la eliminación de bidones, y contribuyen a reducir la huella de carbono de la empresa hasta un 72%.

    Para más información, ¡contacta ya con nosotros!