• 900848777

      Solicita tu presupuesto

      Thank you for requesting a quote
  • ¿Lavar la cara con agua fría o caliente?

    Publicado por ,
    ¿Lavar la cara con agua fría o caliente?

    Una de las preguntas que todos nos hemos hecho alguna vez a la hora de lavar nuestro rostro es si es mejor lavar la cara con agua caliente o con agua fría. Las dudas sobre cuál es la mejor temperatura para lavar la cara sin afectar al PH natural de la piel son frecuentes.

    Es fundamental saber cuándo es conveniente utilizar agua fría y cuando agua caliente. A continuación te desvelamos los beneficios y contras de cada uno:

    ¿Cuándo debo lavarme la cara con agua fría?

    El agua fría es una muy buena opción para mantener la piel firme. Se ha demostrado que es capaz de estimular la circulación sanguínea y permite la eliminación de toxinas. Además, elimina los residuos que causan infecciones como el acné o las manchas.

    Mientras que el calor abre los poros el agua fría hace todo lo contrario; es decir, cierra los poros y tiene un efecto reafirmante sobre nuestra piel.

    El agua helada tiene efectos positivos para la piel

    ¿Si es tan buena el agua fría… es mejor el agua helada?

    Así es, lavarte la cara en agua que contenga trocitos de hielo es muy beneficioso para tu piel. El agua helada te ayudará a resolver la hinchazón del área de los ojos, una sensación proveniente de no haber descansado lo suficiente.

    Si eres mujer y vas a maquillarte te convendrá saber que si te lavas la cara antes de maquillarte con agua helada harás que cedan las rojeces que solemos tener y se igualen los matices del rostro.

    También es un anti-edad natural ya que el agua helada ayuda a reducir la aparición de líneas de expresión y arrugas. Además si lo haces de forma habitual verás que la piel lucirá mucho más resplandeciente.

    Si tienes acné te ayudará como antiinflamatorio y reducirá el tamaño de los molestos comedones.

    Entonces… ¿Es malo lavarse la cara con agua caliente?

    Si y no. Lavarse la cara con agua caliente tiene beneficios para nuestra piel, pero debemos saber que no hay que abusar de ella o los beneficios de los que vamos a hablar a continuación pueden dejar de serlo y comenzar a crear problemas.

    El uso del agua caliente tiene un efecto relajante y ayuda a que reduzcamos nuestros niveles de estrés; sin embargo, no hay que usarla a diario ya que puede ocasionar efectos negativos.

    La piel tiene unos aceites naturales que la impregnan y que sirven para mantenerla elástica y protegida y cuando usamos agua a alta temperatura lo que haremos es que esas grasas se vayan alterando y como consecuencia se producirá sequedad.

    Se cree que también influye en la disminución de la producción de colágeno y elastina, lo que aumenta la flacidez y la presencia de arrugas.

    Pero no todo son desventajas. También debemos decir que el agua caliente usada en momentos puntuales tiene sus beneficios; por un lado ayuda a dilatar los poros que se encuentran obstruidos y se facilita la eliminación de puntos negros.

    El agua caliente elimina la capa de colágeno y elastina

    Es bueno utilizarla antes de la depilación, ya que abre el folículo y la extracción del pelo.

    ¿Y el agua tibia?

    Aunque no tiene los mismos beneficios que el agua fría o helada puede ser una buena alternativa si eres de esas personas que no tolera las bajas temperaturas, sobre todo en invierno.

    El agua tibia no tendrá el efecto negativo del agua caliente, permitiendo que la piel conserve sus aceites naturales y ayudando a mantenerse hidratada y saludable.

    Como has podido ver lo más beneficioso para nuestro cutis es el agua fría, cuanto más fría mejor sin tener miedo a que esté congelada, pero como puede que no lo toleres bien, sobre todo en invierno el agua tibia es la mejor opción para estos casos.