• Solicita tu presupuesto
  • La importancia del agua en la digestión

    Publicado por ,
    La importancia del agua en la digestión

    Una buena dieta es importantísima para mantener tu salud en estado óptimo, pero no lo es menos el papel que desempeña el agua dentro de la digestión.

    En este artículo respondemos a las preguntas más comunes de la importancia del agua en la digestión.

    Como expertos en agua, en Waterlogic recomendamos una hidratación saludable con agua purificada libre de contaminantes para empresas y hogares. Nuestros dispensadores de agua son una solución que garantiza un agua ilimitada de la más alta calidad.


    ¿Cómo ayuda el agua en la digestión?

    El sistema digestivo es la estrella principal del proceso de la digestión, que consiste en la transformación de los alimentos previamente ingeridos en sustancias más sencillas para ser absorbidos.

    En este caso, beber agua tiene enormes beneficios para la salud y puede ser una excelente herramienta para favorecer el proceso digestivo ya que, entre otras funciones, se encarga de diluir los nutrientes de los alimentos y transportarlos a las células, así como los productos de desecho desde éstas.


    ¿Es bueno beber agua después de comer?

    Es recomendable beber agua después de haber comido siempre y cuando sea después de 30 minutos o 1 hora. De esta manera si ingieres mucha cantidad de agua, no entrará en conflicto con el proceso de digestión.

    También es recomendable beber agua templada para no perjudicar a tu sistema digestivo, que posiblemente siga trabajando para procesar los alimentos.

    Si quieres saber más de este tema, este artículo sobre beber agua en la comida te explica a detalle qué pasa con el cuerpo cuando bebes agua durante y después de comer.


    ¿Por qué necesitamos hidratarnos más con la edad?

    Con la edad, es necesario hidratarse más a menudo. Esto es así por que nuestro sistema digestivo absorbe una gran cantidad de líquidos con los años para realizar sus funciones.

    Un suministro inadecuado de agua a las células y los tejidos altera dramáticamente la manera de aprovechar los alimentos.

    A medida que vamos cumpliendo años, nuestro cuerpo necesita más líquido para el proceso de “romper” los alimentos y convertirlos en formas más sencillas y así ser absorbidas por el organismo. Dado que la habilidad del intestino para movilizar los alimentos con los años se reduce, es necesario un aporte extra de agua que facilite esta función.

    Por lo tanto debemos tener claro que las necesidades en la cantidad que debemos de beber varían con la edad por lo que, a mayor edad, el sistema que regula la sed no es tan eficaz teniendo que estar pendientes de beber correctamente.

    El agua es fundamental en la digestión. A más edad, más agua

    ¿Qué es la diverticulosis y cómo la evitamos bebiendo agua?

    La diverticulosis se refiere a la presencia de pequeñas bolsas o sacos que crecen hacia fuera (llamados divertículos) y pueden desarrollarse en el revestimiento del tracto gastrointestinal. Si bien puede haber divertículos en cualquier parte del tracto digestivo, su presencia es más común sobre el lado izquierdo del intestino grueso, zona conocida como colon descendente y sigmoide.

    Beber suficiente agua (en torno a 6/8 vasos diarios), junto a una dieta rica en fibra, puede prevenir este problema que es muy común entre la población de 45 a 60 años.

    Beber agua, el componente estrella de una buena salud

    El agua juega un papel fundamental en todo nuestro organismo, no solo en el proceso de la digestión. Estar bien hidratados es fundamental para que nuestro cuerpo funcione correctamente y así evitar muchas enfermedades que vienen por causa de la deshidratación.

    Lo recomendable es beber entorno a 2 litro de agua al día, pero la cantidad puede variar dependiendo de varios factores como la edad, el estado físico, si realizas o no actividades deportivas

    Lo importante es que no olvides que el agua es salud y que una correcta hidratación te mantendrá sano por dentro y por fuera.