• Solicita tu presupuesto

  • ¿​Es la escasez de agua un grave problema?

    Publicado por ,
    ¿​Es la escasez de agua un grave problema?

    La escasez de agua es un problema muy importante que no debe pasar desapercibido, ya que afecta a todo el mundo. Existen factores como la contaminación, el cambio climático, la superpoblación o el mal uso de los recursos que están haciendo que una parte del planeta se quede sin un recurso tan fundamental para la vida como lo es el agua. Muchas personas y organizaciones medio ambientales están poniendo todo su esfuerzo en resolver este problema y poder asegurar un futuro donde nadie se quede sin agua.

    Previsiones futuras

    ¿Cómo de escasa es el agua en el planeta? El Instituto de Recursos Mundiales estima que 33 países enfrentarán una crisis del agua en 2040. La mayoría de estos países se encuentran en África y Oriente Medio. UNICEF asegura que más de 9 millones de personas en Etiopía no tendrán acceso al agua potable para finales de 2017.

    Entre las áreas más afectadas están:

    • Botswana
    • Chile
    • Estonia
    • Namibia

    La escasez de agua no es un problema único del mundo en desarrollo. Muchas áreas de Estados Unidos, incluyendo California experimentan muchos incendios y escasez de agua debido al clima seco y al cambio climático.

    La importancia del agua potable


    El agua potable es vital para los seres vivos. UNICEF estima que para el año 2040 hasta 600 millones de niños podrían verse afectados por la falta de agua.

    Los efectos de la escasez de agua

    El agua es esencial para mantener la hidratación de nuestro cuerpo. Los electrolitos aportan muchos beneficios a nuestro organismo, en concreto a los músculos. Uno de los riesgos de la escasez de agua es la deshidratación. La deshidratación puede causar estreñimiento y diarrea. El estreñimiento se produce por la falta de agua entre otros motivos, mientras que la diarrea a menudo es causada por enfermedades que se propagan en áreas donde el agua es escasa. Tanto el estreñimiento y la diarrea se relacionan con problemas de absorción de vitaminas y minerales.

    sequia y agua

    Una hidratación insuficiente puede causar visión borrosa. En los climas cálidos, la deshidratación puede disminuir esta capacidad en un 25%, lo cual es un dato muy significativo.

    La falta de agua también contribuye directamente a las condiciones de vida insalubres que causan enfermedades como la diarrea, el cólera, la disentería, la fiebre tifoidea y la poliomielitis. Según la OMS 1800 millones de personas beben agua contaminada por desechos humanos o animales. Cerca de 502.000 muertes por diarrea se relacionan con beber agua en mal estado.

    No hay que olvidar que el agua también es utilizada para cultivar los alimentos que comemos. Sin agua suficiente, la escasez de alimentos es un problema casi inevitable. Si esto se diera los niños serían los principales afectados, causando muchas enfermedades y bajas en la escuela. Los niños que se encuentran en zonas de sequía a menudo no van a la escuela por que tienen que buscar agua limpia a muchos kilómetros para poder dar de beber a sus familias. Todo esto les impide formarse y poder mejorar su futuro.

    Las causas de la escasez de agua

    Para mejorar el abastecimiento mundial de agua, debemos tomar medidas rápidas para reducir las causas de la escasez de agua. Éstas incluyen:

    Cambio climático

    El cambio climático causado por las emisiones naturales y las provocadas por el hombre contaminan el agua y causan sequías. Las condiciones cíclicas de sequía en California 2014-2017 dieron lugar a duras restricciones para preservar los recursos que ponen a los ciudadanos en riesgo de algunas enfermedades relacionadas con el agua y que se han mencionado anteriormente.

    Contaminación del agua y el aire

    La contaminación desempeña un papel muy importante tanto en el cambio climático como en la escasez de agua. Si una fuente de agua está contaminada por un derrame de petróleo o por contaminación atmosférica ese agua no se puede usar para beber.

    Economía y superpoblación

    La economía y la superpoblación complican el problema. La demanda de agua potable es cada vez mayor en una población que va en aumento. Se trata de un problema especialmente importante en nuestro mundo actual.

    ¿Qué estamos haciendo para solucionar el problema?

    Afortunadamente no todo es desgracia y tristeza. Algunas estadísticas muestran mejoras.

    Un ejemplo, en 2015 un índice más elevado de personas tenían acceso al agua potable en comparación con 1990. La OMS trabaja duramente para reducir la escasez de agua mediante sistemas de tratamiento de agua y la protección contra enfermedades. También trabajan para implementar regulaciones sobre el agua limpia.

    Escasez agua

    Tú también puedes contribuir aportando de tu parte en la conservación del agua siguiendo prácticas respetuosas con el medio ambiente y así reducir la huella de carbono.

    Llevar botellas de agua reutilizables sin Bisphenol o usar un dispensador de agua que filtre el agua en lugar de dispensadores de bidón es un método muy sencillo que ayuda a combatir la escasez de agua. Un dispensador de agua conectado a la red no usa depósitos de plástico y por lo tanto reduce las emisiones relacionadas con la fabricación del mismo. El proceso de fabricación de plástico consume una cantidad significativa de agua. Además, las botellas desechadas pueden soltar productos químicos nocivos en el suelo, lo que aumenta la probabilidad de contaminación.

    Es importante que revises tu inodoro, grifos y accesorios de ducha para detectar fugas. Un inodoro con fugas puede desperdiciar hasta 200 galones de agua al día. En caso de que tengas pérdidas contacta con un fontanero o remplázalo tu mismo, pero no dejes que se pierda agua, ya que con ello se aumenta el desperdicio de agua y a ti te afectará en tu factura.

    Los paneles solares son una buena alternativa para entornos residenciales y para los agricultores. Al usar paneles solares reducimos el consumo de combustibles fósiles y se ahorran costes de electricidad.

    Si lo prefieres puedes adoptar técnicas de riego inteligente en casa o en el jardín. Podrás reducir de forma significativa el consumo de agua usando el agua de la lluvia y el riego por goteo para regar tus cultivos.

    Recuerda que la suma de todos hace posible que podamos luchar contra la escasez de agua. Estar concienciados es el primer paso para resolver este problema.