• Solicita tu presupuesto

  • Cómo animar a los niños a beber más agua

    Publicado por ,
    Cómo animar a los niños a beber más agua

    Para muchos niños es muy aburrido tenerse que hidratar constantemente. Además este colectivo encuentra dificultades para reconocer las primeras etapas de deshidratación y puede que no entiendan del todo la importancia del agua para el funcionamiento regular de sus cuerpos. Los pequeños son a menudo mucho más activos que los adultos y con tantas actividades y cosas divertidas que hacer, beber agua no es una prioridad en su mente. ¡Por ese motivo los adultos deben coger las riendas de la situación!

    La deshidratación moderada puede causar cansancio en el niño, afectar su nivel de atención que llevaría a una falta de concentración, así como una reducción general de la capacidad mental. Durante los períodos de mayor actividad o durante períodos de calor, especialmente en verano, esto puede tener un impacto severo sobre la cantidad de fluido disponible en sus cuerpos.

    Así que esta semana en su vuelta al cole, mira cómo puedes ayudarlos a estar concentrados durante este nuevo curso escolar manteniéndolos hidratados.

    ¿Cuánta agua debe beber tu hijo?

    El agua que los niños necesitan consumir diariamente depende de varios factores, entre ellos:

    • La edad
    • La climatología
    • El nivel de actividad de cada día

    Según la Agencia Europea de Salud Alimentaria (EFSA), los niños entre 4 y 13 años necesitan beber aproximadamente entre 6 y 8 vasos al día, y como todos los vasos pueden tener medidas distintas, se calcula que la cantidad de agua aproximada oscila entre 1,6 y 2,1 litros al día. Los bebés necesitan una menor cantidad, aproximadamente 150ml cada 4-6 veces al día.

    Niña con un vaso de agua

    Consejos para conseguir que los niños beban más agua

    Si estás pensando “esto suena genial, pero no va a haber manera de que mi hijo beba más agua”, ¡no te preocupes! Hemos ideado algunas tácticas y consejos imaginativos que te ayudarán a que continúe la diversión y ¡a que tus niños beban más agua!

    • Establece una rutina. Cada mañana a la hora del desayuno y durante la cena, ofrece un vaso de agua a tu hijo y anímalo a que se lo beba. Los niños necesitan una rutina para sentirse seguros dentro de sus estresantes vidas. Si ya tienes establecida una rutina para las comidas, añadir un vaso de agua a la hora de acostarse, no será ningún problema.
    • Da ejemplo bebiendo delante de ellos, así entienden que todo el mundo tiene necesidad de beber y que no es un castigo o una obligación.
    • Coloca siempre un vaso o una botella de agua en una mesa a la que tus niños puedan acceder sin dificultad. Esto les hará pensar en el agua y al poder acceder sin dificultades, beber agua resultará más natural para ellos.
    • Para los niños más reticentes, aquellos que realmente se niegan a beber, puedes crear un sistema de recompensas, en el que reciben un pequeño obsequio si beben la cantidad de agua recomendada. Un sistema semanal implicaría establecer un objetivo y en caso que los niños lo alcancen recompensarlos con un pastelito, o poder permanecer despiertos una hora más.
    • Cambiar las bebidas. La leche puede ser una alternativa deliciosa al agua y también es una gran fuente de agua y calcio. Los zumos frescos son deliciosos y llenos de vitaminas, así que pueden ser usados también pero con moderación, ya que también contienen grandes cantidades de azúcar.
    • Ofréceles agua para comer. La mayoría de verduras y frutas contienen grandes cantidades de agua. El melón, el pepino, la fresa y la manzana, por ejemplo. Controlando que reciben 5 unidades al día, también garantizas un buen nivel de hidratación en los niños.
    • Adquiere una bonita botella reutilizable para beber, que contenga sus dibujos favoritos para que se sienta orgulloso de llevarlo a todas partes. Proporcionarles su propia botella para beber es una buena manera de desarrollar su independencia, ya que en ningún momento dependen de un adulto para conseguir su bebida.
    • Adquirir o diseñar pajitas nuevas con labios o bigotes también añaden diversión a las comidas, especialmente si toda la familia está en la mesa.

    Esperamos que estos consejos te ayuden a establecer una mejor rutina de hidratación para tus niños. Y lo mejor es que animando a tus hijos a beber más agua es muy probable que ¡tú también llegues a adquirir este saludable hábito!