• Solicita tu presupuesto

  • Cinco trucos para crear un entorno de trabajo más agradable

    Publicado por ,
    Cinco trucos para crear un entorno de trabajo más agradable

    Algunos estudios han mostrado que los trabajadores que se sienten satisfechos son más eficientes en el trabajo, y ser más feliz en el trabajo te hace ser más productivo.

    La pregunta es ¿cómo creamos un ambiente de trabajo más agradable? Cada puesto de trabajo es distinto, dado que no hay una única fórmula para convertir tu entorno de trabajo en uno más sano y agradable de la noche a la mañana, aquí encontrarás algunas medidas que se pueden tomar para tratar de lograrlo.

    Esta lista de 5 trucos es una excelente manera de convertir tu entorno de trabajo en uno más agradable, y más propicio para la productividad del trabajador.

    1. Crear relaciones en el entorno de trabajo

    La mayoría de personas son reacias a la hora de establecer relaciones en el trabajo, por razones obvias. Si la amistad se tuerce, la incomodidad en el entorno de trabajo se vuelve más difícil de gestionar. Puede resultar incómodo mezclar la vida personal y la profesional, pero es posible encontrar amistades en el puesto de trabajo sin difuminar demasiado la línea que divide la vida laboral y la personal. De hecho, hacer contactos en el entorno laboral puede llevar a mejorar tu rendimiento en el trabajo.

    Como humanos necesitamos relacionarnos para sobrevivir. Las relaciones nos proporcionan satisfacción y distensión. Los seres humanos encontramos satisfacción entrando en contacto con otras personas. Si se entra en contacto y se establecen vínculos afectivos con otras personas en el entorno laboral, la satisfacción y el bienestar aumentarán considerablemente. Este tipo de networking no sólo incrementa tu productividad, sino que también te incita a crecer como individuo.

    Y quién sabe, ¡quizás puedas encontrar a tu mejor amigo o tu pareja en el trabajo!

    Consejo: Intenta disponer de al menos quince minutos de tu tiempo cada día para interactuar con diferentes personas. Eso no sólo te animará a interactuar con otros, sino que también incitará a los demás a entrar en contacto contigo!

    Mantente hidratado

    2. Mantente hidratado

    Muchos de nosotros estamos tan ocupados cuando nos sentamos frente a la pantalla del ordenador, o yendo de aquí para allá por el almacén, que nos olvidamos de cuidar nuestra salud y bienestar. Mantener la hidratación es importante, y no beber suficiente agua puede tener un impacto considerable en nuestro rendimiento. Tienes más probabilidades de estar de mal humor, o cansado en el trabajo si no estás hidratado.

    Según varios estudios, la deshidratación tiene impacto en el estado de ánimo, puede causar ansiedad y provocar estrés. ¡Manteniéndote hidratado podrás conservar el buen humor!

    Consejo: Lleva al trabajo una botella grande reciclable para poder utilizarla el mayor tiempo posible, llénala con alguna infusión y agua para hacer tu bebida más atractiva al paladar, llena tu fiambrera con pepino, melón o naranja, que contienen grandes cantidades de agua y pueden mantenerte igual de bien hidratado. Y si no recuerdas estos consejos, pon un recordatorio en tu teléfono, es algo muy sencillo que te ayudará.

    3. Organización

    Ser organizado en el trabajo puede ahorrarnos mucho tiempo, esfuerzo y energía. El hecho de saber dónde se encuentran todas las cosas, te ayudará a acabar el trabajo de un modo más eficiente. No necesitarás buscar por un escritorio o un armario abarrotados tratando de encontrar lo que estás buscando.

    Los espacios desordenados y caóticos, y la incapacidad de encontrar algo que necesitas en un momento dado, pueden causarte ansiedad e irritación, especialmente si aquello que buscas no se encuentra por ningún lugar. Un entorno de trabajo ordenado puede facilitar tu rutina diaria y contribuye a sentirse satisfecho en el puesto de trabajo, evitando el estrés causado por el desorden.

    Consejo: Seguir estrictamente la norma de ordenar el entorno de trabajo cada día antes de salir, con tal de encontrar al día siguiente un entorno de trabajo óptimo, en el que todas las cosas están en su sitio.

    4. Personalizar tu entorno

    Tu puesto de trabajo no es siempre el más cómodo. Esto sucede porque uno no siente que su puesto de trabajo sea cómodo. ¿Qué significa esto? Personalizar tu ambiente de trabajo significa añadir detalles y muestras de tu vida y de tu personalidad en tu escritorio u oficina, como por ejemplo una planta, una fotografía o incluso alguna decoración en la mesa. Esto elimina cualquier sensación de distancia que uno puede sentir con respecto al trabajo, y aumenta la comodidad que el trabajador siente mientras se encuentra en la oficina.

    No importa lo grande o pequeño que sea tu puesto de trabajo, busca fotos que te gusten y enmárcalas o cuélgalas en la pared. Lleva un objeto que consideres un amuleto de la buena suerte a la oficina. Si tu personalidad se manifiesta, destacarás como una persona singular. Y también te ayudará a conservar la motivación a lo largo del día. La motivación es la clave para mantenerse satisfecho.

    Consejo: Escoge una fotografía que tenga un bonito recuerdo, o en la que aparezcan personas que te hacen feliz o de lugares que te encantaría visitar. Cámbialas frecuentemente para evitar acostumbrarnos a todos los elementos que nos rodean y no fijarnos más en ellos.

    Organizar ejercicios de formación de equipos

    5. Organizar ejercicios de formación de equipos (Team building)

    Los ejercicios de Team building han demostrado tener gran impacto en la productividad del trabajador. También proporcionan al equipo la sensación de seguridad y un lazo afectivo vital para que las personas se encuentren satisfechas.

    Si sientes que puedes contar con tu equipo, serás capaz de evitar una gran cantidad del estrés relacionado con el trabajo. Esto convertirá tu puesto de trabajo en un ámbito mucho más satisfactorio.

    El trabajo de una organización no se sustenta únicamente en el esfuerzo que el individuo aporta, sino también en cuánto esfuerzo aporta el equipo. Cuánto más eficiente sea el equipo, mayor productividad tendrá en el trabajo. Numerosos estudios respaldan la importancia de los ejercicios de team building para aumentar la productividad y la eficacia en el puesto de trabajo, y también demuestran que estos son estimulantes para la satisfacción del trabajador. Los ejercicios de team building, como comidas, actividades para romper el hielo, salidas de ocio, etc., propician el desarrollo de un entorno laboral más agradable y cordial.

    Consejo: habla con tu superior para organizar actividades de team building al menos una vez cada tres meses. Contrariamente a la creencia popular, no tiene que ser una actividad extremadamente cara. Si el presupuesto es bajo, se puede optar por actividades gratis como un picnic temático en la oficina en el que cada trabajador traiga un plato preparado de casa, competiciones deportivas en el parque más próximo, un concurso de resolución de problemas no relacionados con el trabajo, etc.,

    Es importante ser consciente de que el hecho de estar satisfecho en el puesto de trabajo puede cambiar muchas cosas. Los trabajadores que se encuentran a gusto en su trabajo tienen tendencia a estar más motivados, y los trabajadores motivados son un activo real, porque están más implicados para realizar las tareas asignadas con gran eficacia.

    Para aumentar la productividad de cualquier puesto de trabajo, los empleados necesitan trabajar de un modo más satisfactorio, no más duro. La satisfacción en el trabajo es positiva, ya que conduce a un mayor equilibrio entre la vida laboral y la personal. Este equilibrio garantiza que la persona está más contenta y más sana y más satisfecha intelectualmente también. Además te permite analizarte en un contexto profesional y crecer holísticamente. Así que, adelante ¡y empieza a maximizar la satisfacción en el puesto de trabajo desde hoy!