• 900848777

      Solicita tu presupuesto

      Thank you for requesting a quote
  • Agua con gas: mitos y verdades

    Publicado por ,
    Agua con gas: mitos y verdades

    Es parte del conocimiento general, que el consumo abusivo de refrescos no es saludable, pero en realidad poca gente conoce el por qué. Algunos relacionan el gas (generalmente contenido en este tipo de bebidas) como una de los principales agentes nocivos de los refrescos, poniendo en duda, como consecuencia, el consumo de agua con gas.

    Referscos con gas

    Pero ¿es el gas realmente nocivo para la salud? ¿Cuál es el ingrediente realmente nocivo de ese tipo de bebidas?

    Composición

    Seguro que muchos de vosotros habéis probado a dejar monedas sumergidas en refrescos de cola durante la noche, y a la mañana siguiente la habéis encontrado mucho más limpia y reluciente.

    Esto se produce debido al ácido fosfórico contenido en la bebida, que elimina el óxido de la moneda.

    Éste es solamente un ejemplo, de uno entre muchos componentes nocivos para tu organismo contenido en este tipo de bebida.

    Etiquetado refresco

    A continuación os hablamos de las principales consecuencias de la consumición de refrescos gaseosos:

    • Asma, urticaria recurrente y eczema, todos estos síntomas vienen dados por el consumo recurrente de benzoato de sodio. El benzoato provoca un incremento de sodio reduciendo la capacidad de absorción de potasio.
    • Riñones, el ácido fosfórico está asociado a cálculos renales y otros problemas de riñón
    • Obesidad, los expertos apuntan que las probabilidades de desarrollar obesidad aumentan un 1.6 con cada refresco ingerido.
    • Caries, el ácido y azúcar disuelven el esmalte dental aumentando las probabilidades de caries
    • Problemas cardíacos, el jarabe de maíz es alto en fructosa, causante de diabetes y problemas cardíacos
    • Esterilidad, las latas contienen Bisphenol A, causante de pubertad prematura, anomalías reproductoras y cáncer
    • Osteoporosis, el ácido fosfórico se ha relacionado con rompimiento de huesos y osteoporosis, a consecuencia de la reducción de calcio.
    • Diabetes, el consumo frecuente aumenta en un 80% el riesgo de desarrollar diabetes tipo II
    • Adicción, nerviosismo e insomnio, debido a la cafeína

    Azúcar

    Uno de los principales ingredientes contenidos en este tipo de bebidas es el azúcar. Aunque ingerido en dosis razonables el azúcar no solo es saludable, sino necesario para el organismo, el exceso de éste también tiene grave consecuencias.

    A los 20 minutos de ingerir una bebida con gas, el nivel de azúcar en sangre sufre un aumento exponencial, causando una producción muy elevada de insulina. El riñón responde a este fenómeno convirtiendo el azúcar en grasa.

    Reloj

    A los 40 minutos, se termina de absorber la cafeína. Las pupilas se dilatan y la presión sube por lo que el hígado responde produciendo más azúcar.

    A los 45 minutos, el cuerpo incrementa los niveles de dopamina, estimulando los centros de placer del cerebro… igual que sucede con la heroína y otras sustancias adictivas.

    Agua con Gas

    Como podemos ver, ninguno de los componentes nocivos o efectos secundarios del consumo de bebidas con gas se debe a el gas.

    Entonces, ¿qué es el agua con gas?

    El agua con gas se compone mayormente de ácido carbónico y, cuando hablamos de aguas minerales, de otro tipo de componentes como el calcio, sodio, cloro, sodio, nitrógeno, magnesio y en ocasiones litio.

    El ph de este tipo de agua está normlamente en tono al 6 y 7 por lo que ayuda en los procesos digestivos.

    Efectos Beneficiosos

    El agua con gas ha desarrollado cierta “mala fama”, probablemente por su incorrecta asociación a bebidas gaseosas, de las que hemos hablado anteriormente.

    Sin embargo, como habéis podido comprobar, sus componentes son completamente diferentes, al igual que sus repercusiones en el organismo.

    El agua con gas que llevan el ácido carbónico desde el manantial (el gas es natural y no añadido posteriormente) son especialmente saludables. Expertos aseguran que este tipo de agua con gas ayuda a reducir el nivel de colesterol y tienen efectos beneficiosos en enfermedades coronarias.

    En casos de obesidad, el agua con gas es especialmente recomendada ya que la ingesta calórica seguirá siendo nula, pero el propio gas ofrece efecto saciante, como se demostró en estudios con mujeres japonesas .

    Precauciones

    Pese a que las evidencias han demostrado que el agua sin gas no es perjudicial para la salud, el exceso de gas en el tubo digestivo tampoco es algo recomendable, por lo que no se debe abusar de ella.

    Las cantidades recomendada según el CMED es de unos dos vasos y media por comida y cena, con lo que ya notaremos sus efectos beneficiosos pero prevendremos problemas de gas en el tubo digestivo.

    Precauciones sobre el agua con gas

    A su vez, el agua con gas no es recomendable para personas que sufran ciertas dolencias médicas tales como:

    • Hernia de hiato, el gas puede favorecer el reflujo gastroesofágico
    • Enfermedades intestinales, especialmente de colon, por el aumento de gas en este órgano
    • Predisposición a la flatulencia
    • Insuficiencia respiratoria severa (EPOC), debido a el gas en el abdomen, el diafragma se distiende, disminuyendo la capacidad respiratoria

    Como podéis ver, el agua con gas es saludable y recomendable en cierta cantidad y siempre teniendo en cuenta ciertas directrices y las condiciones físicas de cada uno.

    Un estudio demuestra que beber agua con gas reduce el riesgo cardiovascular

    Los beneficios del agua con gas son muchos, como ya has podido comprobar. A todo esto debemos sumar un estudio en el que un equipo de investigadores españoles ha demostrado que beber medio litro de agua con gas durante las comidas disminuye la absorción de triglicéridos y colesterol. No obstante, su abuso puede provocar un aumento de los gases en el tubo digestivo

    Al parecer, tras la ingesta de esta bebida, los investigadores observaron que la toma de esta agua aumenta ligeramente el ph del estómago, lo que implica una disminución de la liberación de la hormona colecistoquinina, que provoca que la vesícula biliar vierta menos bilis en el intestino y, por tanto, «se absorbe una menor cantidad de triglicéridos y colesterol en sangre», matiza Vaquero. Y añade que estos beneficios se obtienen «tomando medio litro con una comida o al día, repartido en las comidas principales».

    Así que ya tenéis un nuevo motivo para dejar los refrescos y beber agua, con gas o sin él. Utilizamos dispensadores de agua con opción gas en la que podrás beber directamente agua pura y gaseosa de la mejor calidad ¿Te animas a probar?