• Solicita tu presupuesto

  • 6 consejos para minimizar la negatividad en el puesto de trabajo

    Publicado por ,
    6 consejos para minimizar la negatividad en el puesto de trabajo

    La negatividad en el puesto de trabajo puede ser enormemente perjudicial. El efecto en la productividad puede ser catastrófico. Puede tener un impacto considerable en el trabajo en equipo, la moral y el absentismo. La negatividad puede aparecer de muchos modos, y es importante mantenerla a raya.

    Este sentimiento negativo mella la moral de los empleados y de la dirección, y puede mermar la energía de una empresa. Una vez este sentimiento se hace evidente en el lugar de trabajo puede resultar muy complicado evitar luchas de poder, el aumento de la rotación del personal, y el efecto negativo en la organización.

    El equipo sénior de dirección debería mantener control sobre la organización y la plantilla para poder detectar las primeras señales de negatividad. El contacto con los trabajadores es importante para prevenir cualquier problema antes de que esté fuera de control.

    Aunque las disconformidades son inevitables, existen otras medidas que las organizaciones pueden implementar para minimizar una reacción negativa. A continuación figuran nuestros 6 consejos para reducir la negatividad y mantener un ambiente laboral armonioso:

    1. Buscar soluciones, no problemas

    Enseñar al equipo a buscar soluciones es una excelente idea, ya que puede ayudar a difuminar una situación antes de que se transforme en un problema. Si se permite a los empleados conversar con la dirección mediante una política de puertas abiertas, se puede crear una relación de confianza y entendimiento, y desarrollar la comunicación. Sin embargo, las quejas sobre los problemas que vayan surgiendo no ayudarán a solucionar los problemas y además, resultarán una pérdida de tiempo.

    En lugar de esto, es recomendable solicitar a los trabajadores que cuando vayan a hablar con la dirección aporten una relación de hechos completa, y algunas ideas o posibles soluciones para gestionar esa situación. El equipo apreciará la autoridad y sentirá satisfacción por poder expresar su opinión.

    2. Foros de trabajadores

    Las reuniones periódicas con trabajadores en las que los empleados se sientan involucrados y no aleccionados, pueden ayudar a reducir los sentimientos negativos. Las reuniones con empleados no deberían ser discursos informativos que la dirección proporciona a los trabajadores, en lugar de esto, se debería escenificar un foro en el que los miembros de la plantilla pudieran facilitar información a la dirección.

    Las reuniones de la dirección en muchas ocasiones son esporádicas y sólo se convocan cuando el equipo de dirección tiene algún anuncio que realizar. Para ayudar a los empleados a que su voz pueda oírse deberían programarse reuniones breves de forma periódica para que todas las opiniones puedan ser escuchadas.

    3. Apreciar las contribuciones

    El reconocimiento y las recompensas son fundamentales para mantener una moral positiva entre la plantilla. De hecho, es la herramienta más poderosa que una organización puede utilizar para mantener un entorno laboral positivo. El reconocimiento a los trabajadores puede parecer algo simple pero en algunas empresas se ha implementado esta medida, a pesar de contar con la satisfacción de la empresa y la plantilla.

    Es importante establecer un esquema adecuado de reconocimiento y retroalimentación en el trabajo. Esto implica que los trabajadores sientan que su contribución se valora.

    4. Fomentar los descansos

    El hecho de no disponer de descansos suficientes durante el día, puede provocar cansancio y este a su vez puede provocar irritabilidad, irracionalidad e impaciencia. Fomentando los recesos frecuentes, se ofrece al trabajador la posibilidad de descansar.

    Multitud de situaciones negativas en el entorno laboral vienen causadas por observaciones propiciadas por el cansancio y que se escalan rápidamente. Fomentando los descansos, la plantilla puede mantener su nivel de energía y conseguir consecuentemente una plantilla más cómoda y una reducción de la negatividad que conlleva el cansancio. Nadie quiere formar parte de un equipo cansado y estresado.

    5. Marcar la pauta

    Si el equipo de dirección no puede controlar sus emociones y la comunicación, no puede exigir a sus empleados que sí lo hagan. Si el equipo de dirección da ejemplo a la hora de gestionar, la plantilla seguirá este ejemplo.

    Es necesario abstenerse de cualquier cotilleo improductivo, cualquier lucha de poder y queja. Se debe mostrar respeto a todos los compañeros. El hecho de ser imparcial y no instigar negatividad será imitado por el resto de compañeros cuando haya que gestionar una situación negativa.

    6. Diversión

    Crear un entorno laboral positivo puede resultar complicado, por ese motivo la diversión juega un papel importante. En lugar de unirse a la actividad principal durante las pausas, el cotilleo, participe en actividades divertida con los compañeros de trabajo. La clave no está en intentar evitar un entorno negativo, sino en crear uno que sea positivo.