• Solicita tu presupuesto
  • 5 costes encubiertos de un dispensador de agua con bidón

    Publicado por ,
    5 costes encubiertos de un dispensador de agua con bidón

    Cuando se trata de elegir un dispensador de agua para la empresa, no siempre se tiene claro qué sistema se adaptará mejor a la oficina. Probablemente la elección preferida sea la de un dispensador de bidón, pero éste incluye algunos costes encubiertos que pueden hacernos cambiar de opinión.

    En estos costes se pueden englobar las horas necesarias para gestionar y supervisar las entregas; el riesgo de seguridad que puede entrañar tener a personas externas rondando por la oficina; el consumo irregular de agua, que según el mes, puede implicar costes mensuales difíciles de estimar; el espacio limitado para el almacenaje de bidones, e incluso el riesgo de bajas laborales debido a accidentes derivados de dicho almacenaje.

    Una correcta hidratación produce una mayor concentración y un estado de ánimo más equilibrado, buenas razones para disponer de un dispensador de agua en el trabajo. No obstante, hay que tener en cuenta los costes encubiertos de los dispensadores de agua con bidón.

    Costes visibles frente a costes encubiertos

    Cuando se alquila o se adquiere un dispensador de agua con bidón se tienen en cuenta los gastos evidentes como son el propio dispensador, los bidones de agua y los costes de entrega de estos. Sin embargo, en función del sistema que se elija, éste también puede conllevar costes encubiertos, que son más difíciles de detectar: el tiempo necesario para gestionar las entregas, el espacio necesario para almacenar los bidones, o el gasto extra por el bidón de agua. Estos costes encubiertos pueden tener un impacto significativo en la cuenta de resultados y pueden descompensar las ventajas de instalar el dispensador de agua.

    Cinco gastos encubiertos de un dispensador de agua con bidón

    1) Gastos de gestión y supervisión de las entregas

    Cuando tienes un dispensador de agua con bidón, necesitas a alguien que se encargue de su gestión. Esta persona debe encargarse de controlar las existencias de bidones y hacer una estimación para el siguiente pedido. Los empleados consumirán más o menos agua dependiendo de la estación del año, complicando el control del gasto en agua, lo que provocará que se incurra en gastos inesperados. Se desperdicia mucho tiempo coordinando el pedido, conciliando facturas, revisando errores una y otra vez.

    Tomando un coste/mensual medio de un/a office manager, esta gestión podría ascender a 27€/semana; o 1.400€/año. Si se elige un dispensador que esté conectado a la toma de agua, todas estas horas se pueden destinar a una tarea con mayor valor añadido. Waterlogic ofrece alquileres mensuales que incluyen revisiones de mantenimiento, de este modo los picos estacionales no se verán reflejados en los costes.

    2) El coste en seguridad

    Todas las empresas generan información sensible, que no querrían que quedara a la vista de desconocidos. Con un dispensador de bidón, las entregas de bidones son frecuentes, y la empresa debe abrir sus puertas a desconocidos corriendo un riesgo innecesario. Waterlogic cuenta con técnicos cualificados que conectarán los dispensadores sin bidón directamente a la toma de agua; una vez conectado el dispensador refrescará y purificará el agua para el deleite de agua fresca ilimitada. Sin interrupciones, y sin el riesgo de tener las puertas abiertas tras las entregas.

    3) Pérdida de un espacio indispensable

    El precio del espacio para las empresas resulta muy alto. El alquiler resulta una inversión sustancial que resulta aún más costosa cuando este espacio se utiliza para apilar bidones de plástico, sobre todo teniendo en cuenta que se deben almacenar bidones llenos y vacíos. En los lugares con más concentración de empresas el coste del alquiler de este espacio podría rondar los 3.000€ - 4.000€ anuales, sólo para apilar plástico. Dedicando este espacio a un trabajador se generaría un ingreso, utilizándolo de almacén, por el contrario, se convierte en un gasto. Los dispensadores de mesa de Waterlogic requieren un espacio mínimo, maximizando el retorno del alquiler de la oficina.

    4) Los accidentes laborales salen muy caros

    Cuando se acaba un bidón, alguien de la plantilla debe retirarlo y sustituirlo por uno lleno. Si el bidón se levanta de forma inapropiada, el trabajador puede sufrir una lesión grave; un pequeño resbalón podría derramar agua y crear otro riesgo laboral; incluso los bidones vacíos almacenados pueden resultar una amenaza si un trabajador se tropieza con ellos.

    La patronal de las pequeñas y medianas empresas (Cepyme) y la asociación de mutuas de accidentes de Trabajo (Amat) estiman que el gasto de las empresas en absentismo laboral en 2017 ascendió a 6.614 millones de euros. Con un dispensador sin bidón Waterlogic se elimina el peligro, y por tanto se evita el riesgo.

    5) Un agua contaminada podría costar mucho más

    Por último, existe el riesgo de consumir un agua contaminada que provoque bajas laborales. Los dispensadores de aguacon bidón pueden resultar un caldo de cultivo para bacterias, especialmente albergando la cepa conocida como Bacillos: se trata de un organismo aeróbico con forma de bastón que se desarrolla en superficies expuestas. Cuando los trabajadores usan el dispensador, corren el riesgo de entrar en contacto con el patógeno, causando diarreas, náuseas y vómitos. Teniendo en cuenta el coste que las enfermedades tienen para las empresas en términos de pérdidade productividad, cualquier empresa querría prescindir de ellas.

    Los dispensadores Waterlogicintegran un filtro de agua de carbono y la tecnología Firewall de UV para mantener el agua libre de patógenos, contaminantes y cloro, causantes de enfermedades. La superficie del dispensador también está tratada con la tecnología BioCote®: un aditivo con propiedades antimicrobianas, que impide el crecimiento de microorganismos neutralizando los gérmenes de forma instantánea.

    Un dispensador conectado a la red: la decisión más inteligente

    Los costes encubiertos de los dispensadores de agua con bidón pueden resultar desastrosos para el entorno laboral. Waterlogic lucha contra lo invisible con dispensadores Premium que utilizan la última tecnología para evitar riesgos y aumentar la eficiencia en elentorno laboral.

    No pagues gastos de envío, ahorra espacio, mantén la oficina segura y una plantilla sana con un dispensador de agua sin bidón Waterlogic.

    Contacta con un asesor deWaterlogic para mayor información sobre el dispensador de conexión a la red más indicado para tu empresa.