• Solicita tu presupuesto
  • 5 consejos para ahorrar agua en el trabajo

    Publicado por ,
    5 consejos para ahorrar agua en el trabajo

    Más allá de evitar costes elevados, contar con medidas para ahorrar agua en las empresas es un tema de responsabilidad social que puede generar un impacto positivo en el medio ambiente.

    La contaminación, el cambio climático y la escasez del agua son temas que aumentan la necesidad de reducir el desperdicio de agua. Cuando se trata de empresas con muchos empleados, el uso desmedido de los suministros de agua puede ser aún más grande. Entonces, ¿cómo ahorrar agua en el trabajo?

    En este blog listamos 5 medidas para ahorrar agua en la oficina que pueden generar cambios importantes.

    1. Comprobar el sistema de tuberías periódicamente

    Las fugas de agua en las cañerías son uno de los principales motivos de despercidio de agua, ya que cualquier fuga oculta o no arreglada puede desperdiciar cientos o miles de litros de agua. Una práctica a considerar, podría ser la revisión periódica del sistema de tuberías y la reparación inmediata de cualquier fuga. Algunas señales de una posible fuga de agua en la oficina son:

    • Sonido de fuga de agua
    • Humedad en las paredes
    • Superficies con moho
    • Olor a humedad

    2. Utilizar grifos con sensor

    Los grifos con sensor pueden ahorrar hasta un 70% de agua en las empresas comparado con los grifos manuales. Con esta opción se evitan problemas de grifos abiertos olvidados o mal cerrados.

    Otro beneficio de los grifos automáticos en el lugar de trabajo es que son más higiénicos y protegen contra gérmenes como el estreptococo, E.coli, bacteria Shigella, y el virus del resfriado común, los cuales se encuentran frecuentemente en los lavabos.

    3. Cambia tu viejo inodoro por uno nuevo

    Los baños juegan un papel muy importante cuando se trata de ahorrar agua en la oficina. Basta con tener inodoros con mecanismos de descarga modernos para reducir el gasto excesivo de agua.

    A primera vista, se encuentran pocas diferencias entre unos inodoros y otros. Sin embargo, los lnodoros ineficientes consumen entre 19 y 23 litros de agua por cisterna, mientras que los inodoros más modernos sólo necesitan entre 5 y 7,5 litros de agua. Esta mejora podría ahorrar el consumo miles de litros de agua al año y reducir los costes de la empresa considerablemente.

    4. Usa el lavavajillas hasta que esté lleno

    Antes de que te presentes voluntario para lavar las tazas de café de la tarde, ten en cuenta que para lavarlos necesitaras unos 50 litros de agua, mientras que un lavavajillas eficiente puede utilizar entre 15 y 23 litros en cada lavado.

    Otro método para el ahorro de agua en el trabajo es usar correctamente el lavavajillas. Recuerda a tus empleados esperar hasta que el lavavajillas esté lleno para encenderlo. Si bien lavar los platos a máquina es una práctica muy cómoda, también puede ocasionar grandes desperdicios de agua por su mal uso.

    No obstante, si tu empresa no cuenta con un lavavajillas, coloca los recipientes más sucios en un bol lleno de agua antes del lavado, y procede al aclarado sumergiéndolos en un segundo bol de agua, evitando así dejar el grifo abierto.

    5. Instala un dispensador de agua conectado a la red

    Un dispensador de agua para empresas es una solución que permite ahorrar costes de gestión y además reduce la huella hídrica. ¿Cómo es que se puede ahorrar agua? Las máquinas de agua conectadas a la red no necesitan botellones y por lo tanto reducen la producción de plástico. Para darte una idea, una botella de agua de plástico se produce con seis o siete veces más agua que la de su contenido.

    Otros beneficios de un dispensador de agua Waterlogic son la reducción de la huella de carbono, menos costes de energía y menos producción de residuos. Así que, si en tu empresa siguen cambiando botellones de agua, es tiempo de considerar una solución más amigable con el medio ambiente que además brinde un agua de calidad a los empleados.

    Estas son solo algunas medidas para reducir el consumo de agua en el trabajo. Recordemos que con pequeños cambios se pueden lograr grandes resultados y que cuidar el agua y el medio ambiente es responsabilidad de todos.