• Solicita tu presupuesto
  • ¿Tiene sabor el agua?

    Publicado por ,
    ¿Tiene sabor el agua?

    El agua que utilizamos para consumir en nuestras casas no es pura. Tiene cloro y componentes químicos que son utilizados para eliminar posibles patógenos. Además trae sabores y olores propios del lugar del que procede; por ejemplo, si proviene de medios calizos llevará menos sales y eso condicionará su sabor.

    Según un reciente estudio se ha confirmado que el agua estimula las células del gusto de nuestra lengua como lo hacen otros sabores. "Imaginábamos que los mamíferos también podrían tener una maquinaria en el sistema del gusto para la detección del agua", dice Yuki Oka, biólogo del Instituto Tecnológico de California (Caltech, EEUU). Trabajando con ratones, Oka y sus colaboradores midieron en primer lugar las señales eléctricas enviadas al cerebro por los cinco sabores básicos a través de los nervios que transportan el sentido del gusto. Y según describen en su estudio, publicado en la revista Nature Neuroscience, descubrieron que el agua pura también dispara una señal en estos nervios. Según el primer autor del estudio, Dhruv Zocchi, "esto era excitante, porque implicaba que algunas células del gusto que eran capaz de detectar el agua.

    Pero ¿cuáles son estas células del gusto que parecen saborear el agua? Para descubrirlo, los científicos utilizaron fármacos e ingeniería genética para apagar por separado las células receptoras de los distintos sabores en la lengua de los ratones. Cuando por ejemplo bloqueaban los receptores del gusto salado, los nervios de los animales continuaban enviando señales al cerebro en respuesta al resto de sabores, pero no el de la sal. Y entonces se toparon con un resultado inesperado: "para nuestra sorpresa, cuando silenciamos las células del sabor ácido, la respuesta al agua también quedaba completamente bloqueada", dice Oka. "Los resultados sugieren que el agua se detecta a través de las células del sabor ácido"

    El agua tiene sabor y la ciencia así lo demuestra la ciencia




    Los problemas del agua embotellada

    A pesar de que la mayoría de personas beben agua embotellada en el trabajo o en sus casas es importante saber que es un hábito con grandes desventajas tanto para los propios consumidores como para el entorno:

    • La mayoría de botellas son de plástico: El plástico es uno de los materiales más contaminantes que existen y en muchas ocasiones no es reciclado, lo que genera toneladas de basura dañando nuestro ecosistema. El caso más impactante lo encontramos en la Isla Henderson, una paradisíaca isla que fue nombrada Patrimonio de la Humanidad en 1988 y que hoy en día es la zona más contaminada del mundo. El 99% de los materiales que allí se encuentran son plásticos, muchos procedentes de botellas. Las botellas de agua producen 1.5 millones de toneladas de desperdicios de plástico al año tan sólo en Estados Unidos. Esa cantidad de plástico requiere de 178 millones de litros de petróleo al año para poder producirlo.
    • El peligro del Bisphenol: El Bisphenol es una sustancia que recubre el plástico y que puede llegar a entrar en contacto con las sustancias que lo contienen. No somos conscientes de la cantidad de veces que estamos expuestos al Bisphenol y debemos de empezar a preocuparnos ya que el riesgo de ser perjudicial comienza en el momento en que el contacto de este producto química entra en contacto con productos alimenticios, tales como las botellas de agua reutilizables. Es muy importante que sepas que las botellas de agua que compras en los supermercados NO son reutilizables y que si lo haces el uso reiterado puede traer consecuencias para la salud. Países como Dinamarca ya han prohibido el uso del Bisphenol.
    • Coste elevado: El precio del agua envasada en España es hasta mil veces superior a la del grifo, a pesar de que su calidad, en muchas ocasiones, es incluso superior a la embotellada. Así lo indica el coordinador del Departamento de Economía del Agua del Instituto IMDEA Agua y consultor internacional de las Naciones Unidas, Gonzalo Delacámara.

    El agua embotellada es mucho más cara que la de grifo

    Un claro ejemplo de lo que podríamos ahorrar nos lo da la Beverage Marketing Corporation que en 2013 realizó un estudio en EEUU en el que llegó a la conclusión de que la gente gastaba alrededor de 1,6 Mil millones de dólares sólo en agua embotellada por año. Hay que señalar que este gasto es un extra ya que a parte se paga un gasto fijo mensual por el abastecimiento de agua de grifo.

    Si todas las empresas y las casas que compran agua embotellada cambiaran el sistema y usaran agua del grifo el gasto bajaría de 1.600 millones de dólares al año a 3.96 millones. Es una cantidad enorme de dinero que seguro puede ser utilizada y reinvertida en otro tipo de gastos más necesarios.

    No olvidemos que el medio ambiente también sufre las consecuencias de la compra masiva de agua embotellada.

    Ban the bottle asegura que la fabricación de botellas de plástico que se utilizan en los Estados Unidos cada año requiere más de 17 millones de barriles de petroleo, cantidad suficiente como para alimentar a más de un millón de coches durante un año. Por desgracia el 80% de esas botellas reciclables terminan en los vertederos.

    Seguro que ni siquiera lo sabes pero también es necesario malgastar agua para fabricar agua embotellada; en concreto se necesitan 3 litros de agua para producir un solo litro de agua embotellada ¿Y adivinas qué? El 45% del agua embotellada en el mundo proviene de los sistemas municipales de abastecimiento de agua (también conocidos como "agua del grifo").

    Las principales empresas de agua embotellada obtienen alrededor del 55% de su agua de manantiales naturales, pero el resto proviene de agua del grifo que es tratada en plantas y sistemas de filtración.

    El 45% del agua embotellada se obtiene a través del grifo

    Agua de calidad gracias a la filtración

    Uno de los argumentos más comunes de por qué la gente no bebe agua del grifo lo encontramos en que no les gusta su sabor. pero debes saber que existen sistemas que mediante la filtración son capaces de ofrecer el agua más pura posible.

    Nos referimos a dispensadores de agua que van conectados a la red eléctrica y que sin necesidad de usar bidones son capaces de limpiar el agua del grifo de todo tipo de impurezas. No hace falta invertir mucho dinero para cuidar el medio ambiente y tener a tu disposición agua de calidad.

    En 2009, la Agencia de Protección Ambiental (EPA) informó que el agua del grifo cuesta algo más de 2$ por 3.785 litros dependiendo de cuán grandes o pequeños sean los sistemas. Sin embargo, el agua embotellada supone un gasto de 4$ por cada 3785 litros. Podemos ver por tanto como el agua embotellada es un 30% más cara que el agua de grifo.

    Usar dispensadores de agua conectados a la red tiene muchas otras ventajas:

    • Nunca te quedarás sin agua
    • No tendrás que levantar pesados bidones o almacenarlos.
    • No interrumpes tu horario de trabajo por esperar al repartidor.

    Pero debemos aclarar que hay que saber elegir el tipo de fuente de agua que contratamos, ya que la calidad de las mismas no es igual en unas fuentes u otras, por ello te recomendamos que apuestes por Waterlogic, ya que nuestras fuentes tienen los certificados más exigentes del mercado y cuentan con los siguientes sistemas de filtración:

    • Filtración de carbono: Nuestros filtros de carbón purifican su agua para eliminar contaminantes, cloro y otros malos sabores y olores transmitidos por el agua. El carbono es el filtro definitivo porque es asombrosamente poroso, por lo que agarra y retiene las impurezas de plaguicidas a plomo, petroquímicos a quistes microscópicos, y elimina las toxinas y la decoloración, dejándolo con agua limpia y fresca.
    • Purificación de UV: Nuestro sistema de purificación de UV cuenta con una lámpara de luz ultravioleta que es capaz de destruir el núcleo de muchos contaminantes y bacterias como E. Coli, Salmonella y Hepatitis.
    • Firewall: Nuestras máquinas no solo tienen un sistema de filtración por carbono y una lámpara con luz ultravioleta en su interior, sino que además cuentan con un sistema externo en el que otra lámpara ultravioleta destruye todos los gérmenes en milisegundos antes de que el agua caiga en la taza o vaso. Esta tecnología asegura en un 99,9999% la pureza del agua.
    Ahorra dinero y cuida el medio ambiente con un dispensador de agua conectado a la red

    Conclusión

    En conclusión, creemos que el agua embotellada es la de mejor calidad para beber, pero lo cierto es que esto no es así. La publicidad y los medios hacen que a menudo pensemos que es una afirmación cierta. En términos de purificación debes saber que un dispensador de agua conectado a la red con un buen sistema de filtración es capaz de ofrecerte agua de mucha más calidad que la embotellada.

    La propia agua del grifo es transformada en agua pura sin necesidad de usar botellas de plástico que dañan el medio ambiente y además suponen un gasto extra.

    Además si a todo esto sumamos que la mayor parte del agua embotellada es agua filtrada que ha sido metida en botellas... ¿No es razón suficiente como para contar con tu propio dispensador de agua?